Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
Nacionales

Hija de agricultor y doméstica es mejor alumna en academia

Es la única brigadier de su promo, 34 compañeros le pisan los talones.
EXTRA

Por EXTRA

Un frondoso árbol que se escondía en una alejada parte de la chacra familiar era su aula de estudio. A Marilín Aguilera, no le importaba si hacía mucho calor, la sombra que caía sobre sus libros, era su mejor compañera en el sueño de ser policía.

“Desde chica me gustaba mucho la profesión, tenía un primo suboficial y él me explicó todo. Sin cursillo y a última hora, me decidía probar”, relató a Diario EXTRA la joven. En aquel tiempo, sus padres estaban indecisos. Siendo de una humilde familia de agricultores, era un gasto que no estaban en condiciones de costear. Además, la carrera era en algún sentido, de cierto riesgo.

Pero, papá y mamá decidieron darle su completo apoyo. “Mi mamá se fue a trabajar, me quedé en casa con mi hermanita y ayudando a papá en su reemplazo. Hacia mi casa no conseguía trabajo, solamente de empleada doméstica”, relató.

Su papá vendió algunos animalitos para inscribirle a un cursillo cerca de casa, pero este se cerró porque eran 12 chicos. Entonces, Marilín siguió bajo el árbol sus estudios. Aunque pensaba que los demás estaban mejor preparados con cursillo y probando ya por segunda o tercera vez, continuó e ingresó. Hoy día, como Brigadier (mejor estudiante cadete del cuarto año).

Lo hice por mis padres, por su sacrificio. Por lo que daban por mí, quería ser su orgullo

Ingrese autor (opcional)

Este año peleará por convertirse en Brigadier Mayor, un rango que no se alcanza desde el año 2017, mismo año en que egresó con honores del colegio en su amado departamento de Paraguarí.

Fátima Alvariza (derecha), es una de los 34 subrigadier que le pisan los talones a Marilin (izquierda).
Fátima Alvariza (derecha), es una de los 34 subrigadier que le pisan los talones a Marilin (izquierda).

“¡Es cierto ese dicho de que los últimos serán los primeros!”, expresó orgullosa y con una lágrima queriendo escapar de su retina, cuando recordó que quedó casi en el último puesto, al aumentar el cupo de ingresantes.

Detrás suyo, hay 34 cadetes que ostentan el grado de subrigadier y anhelan alcanzarla en este último año de carrera.

Siendo la número 1 del cuerpo de cadetes, se encarga de un pelotón de más de 400 compañeros, entre ellos Fátima Alvariza, una compañera que también vino del interior (Villarrica) y la acompaña en las prácticas realizadas en la Comisaría Tercera de Asunción.

Paraguarí

Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso